La Palabra Jesus… parte uno

Ministerio La Palabra de Hoy

Pastor Paul Schroeder

Pastor Paul Schroeder

Nosotros adoramos al Dios verdadero. Hay solamente un Dios, y Él se ha revelado sí mismo en su Palabra. En los días del Antiguo Testamento Él se reveló a Sí Mismo a través de los profetas. Ellos traían algún debate que Dios quería tratar entre el pueblo de Israel o en la escritura del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento, Dios se ha revelado a sí mismo. Sin embargo, la forma más maravillosa en la que Dios se ha revelado a Sí Mismo fue cuando Él envió a su Hijo Jesucristo para ser nuestro Señor y Salvador. Él envió a Jesús a este planeta tierra para sufrir y morir en nuestro lugar; para pagar el castigo por nuestro pecado. A través de Su sufrimiento, muerte y resurrección ahora tenemos una relación de nuevo con Dios, que ha sido restaurada por medio de Jesús, por su perdón a nuestros pecados y ahora estamos en paz con Dios, el verdadero Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Ahora bien, estas tres personas de la deidad verdadera tienen diferentes nombres y los nombres de Jesús son realmente una cosa maravillosa de estudiar y me gustaría guiarnos hoy para repasar un par de esos nombres.

Permítanme comenzar con varios nombres del Antiguo Testamento. En el versículo 6to del capítulo 9no de Isaías, Isaías capítulo 9, versículo 6, Jesús es referido como el Admirable Consejero. Usted sabe, ese es un pensamiento hermoso. Un consejero es alguien que le puede dar algunos pensamientos e ideas para ayudar a enderezarlo. Nosotros nos confundimos muy fácilmente, inclusive dentro de nuestras propias familias. Tenemos problemas en los que la comunicación se puede romper, tal vez no entendemos exactamente lo que la persona está diciendo y juzgamos mal o malinterpretamos la comunicación. Por otro lado, podría ser que la entendemos muy claramente y tal vez nos ofendemos y no nos gusta lo que se está diciendo. No se necesita mucho para empezar una pelea, para tener los ánimos caldeados o para estar gritando. Ciertamente puede suceder cuando tratamos de disciplinar a nuestros hijos. Hay todo tipo de problemas de comunicación y en esta época en que la comunicación es tan extremadamente importante, tenemos que mirarnos a nosotros mismos, tenemos que darnos cuenta de que va a haber momentos en los que vamos a necesitar un poco de asesoramiento. Otro cristiano u otra sesión de oración con Jesús van a ser necesarios para enderezarnos y traernos de regreso a una relación pacífica. Estoy casi listo pata otro nombre de Jesús. Permítanme terminar esta idea—que Él es nuestro Admirable Consejero para que cuando las cosas salgan mal y estemos construyendo barreras y muros en nuestra relación, en lugar de tener una actitud de amor, de perdón, una paciencia y un deseo de resolver las cosas y comunicarse bien, tenemos que buscar a Jesús. Tenemos que decir Jesús, consuélame, ayúdame, dame sabiduría, dame consejos, dame alguna manera de aprender cómo puedo mejorar esta situación, cómo puedo eliminar el pecado de esta situación y reemplazarlo con tu amor y tu comprensión. Consuélame Señor y dame consejo. Ese es un nombre maravilloso que Isaías usa para Jesús allí en el capítulo 9no versículo 6to.

Mientras estamos en Isaías, vamos a echarle un vistazo a otro versículo. De hecho, es el mismo versículo—Isaías dice: “Él es también el Príncipe de Paz.” Ahora, eso debería ser sólo un pensamiento cálido en nuestros corazones y mentes hoy en día, porque sabemos qué tipo de problema puede ser, qué tipo de irritaciones pueden ser. Sabemos que tenemos a gran escala guerras y rumores de guerra y todo tipo de debates. En nuestro país, aquí en los Estados Unidos, estamos en un año en el que vamos a tener elecciones. Vamos a elegir un nuevo presidente o a reelegir al actual. Aún no sabemos lo que va a suceder, por lo tanto, va a haber mucho debate, mucha argumentación, gran cantidad de acusaciones, e irritación y yo creo que todo este año va a ser año de confusión. Va a ser un poco difícil aquí en Estados Unidos mantener las cosas en equilibrio. En el 2012 tuvimos nuestro 34to aniversario de transmisión de La Palabra Hoy. Dios nos ha bendecido enormemente y seguimos creciendo. En el 2012, añadimos 8 nuevos idiomas en todo el mundo. Eso nos lleva a 52 idiomas en los que estamos transmitiendo alrededor del mundo. ¡Simplemente piense en eso!

Ahora, tal vez en su parte del mundo las cosas están en paz o tal vez están en guerra. Es difícil decirlo. En cualquier parte del mundo puede haber un problema y me gustaría hacer hincapié en este nombre para Jesús, Él es el Príncipe de Paz. Ya sea solamente usted, tal vez su país o su familia, donde quiera que haya ruptura de la paz, entréguese a Jesucristo una vez más. Confiésele sus pecados a Él, pídale perdón. Pídale que restaure la paz en su corazón. Primero que todo, la paz con Dios—el Padre, Hijo y Espíritu Santo, el único y verdadero Dios— la paz con Él. Que Él pueda caminar con usted, vivir con usted, quedarse con usted, estar con usted, cuidar y protegerlo a usted, todas esas cosas que apreciamos y que le conceda paz en su corazón. Usted sabe, si sigue a Cristo, usted va a tener paz en su corazón.

Vamos a echar otro vistazo. Este viene del último libro de la Biblia donde Juan tuvo Su Revelación. En la Revelación que Juan registró para nosotros en el último libro de la Biblia, en el capítulo 5to, versículo 5to, hay un hermoso nombre para Jesús y quiero que junto conmigo se fije un poco en eso en este momento. Él llama a Jesús el León de Judá, el León de Judá.

[jazzyoptin]

Yo tengo un ejemplo hermoso que pasó en mi vida. Eso fue hace muchos años, hace varias décadas. Una vez, cuando estaba en St. Louis—St. Louis tiene un bello zoológico—y yo estaba caminando por el zoológico y llegué a la jaula del león. Es enorme. Por lo general, hay varios leones en ella. Ahora, cuando a Jesús se le refiere como el León de Judá, Él es el rey león. Él es quien está a cargo y yo tengo que decirle lo que vi ese día cuando estaba caminando por el zoológico de St. Louis. Yo estaba justo al lado de la jaula de los leones y había varios leones cachorros corriendo. Tenían agua y algunas piscinas y juguetes diferentes para los leones, y tenían comida esparcida. Luego, por supuesto, había algunos leones de tamaño medio, pero el gran león rey estaba en la parte posterior de ese encierro. Este era un encierro al aire libre donde usted podía quedarse allí parado y observarlos. Ese gran león estaba sobre un saliente a mitad de la altura de la pared del fondo, allí había una saliente rocosa y es allí donde este enorme león estaba echado. Él no se movió durante unos 10 minutos, no se movió en absoluto. Usted, por supuesto, piensa que tal vez estaba durmiendo, pero ese no fue el caso. Miré sus ojos y los tenía abiertos y en movimiento. Sus ojos estaban mirando toda la jaula. El miraba a la izquierda y luego miraba a la derecha, miraba al frente y si no fuera por eso usted no sabría si estaba durmiendo o no, o tal vez incluso si ¡estaba muerto! Pero, él estaba muy vivo y me acordé de ese nombre de Jesús, el León de Judá. ¿Por qué usted sabe lo que pasa? En el momento en que ese gran rey león, el que está a cargo, en el momento en que decide moverse, todo lo demás se detiene. Cualquier cosa que esté en su camino se quita del camino y quiero decir se quitan rápidamente de su camino. Ese fue lo que pasó cuando yo estaba viendo. Debí haber estado mirando por una buena media hora y luego de repente el pie derecho el león comenzó a moverse y luego el pie izquierdo y empezó a levantarse. Usted sabe, todo lo demás en la jaula se apartó de su camino porque EL león encargado estaba listo para moverse y cuando él se mueve usted se aparta de su camino. Me encanta eso como un nombre para Jesús, el León de Judá.

Usted sabe, a veces en nuestras vidas las cosas se ponen bastante complicadas y desordenadas, y como resultado podríamos pensar que Jesús ni siquiera ve o sabe lo que está sucediendo. Esto también puede suceder internacionalmente. Simplemente piense en eso. Dios está encargado de todas las cosas del mundo entero. Él no ha perdido el control. Algunas veces parece que sea de esa manera, podemos pensar que Él está durmiendo, pero Él no lo está. Dios no duerme, Él se mantiene vigilante y Sus ojos se mueven Él nos observa y Él nos ve.

La semana que viene le voy a dar un nombre para Dios que nos revela eso a nosotros y ese es un nombre importante, uno que espero usted esté ansioso de escuchar la próxima semana.

Cuando Jesús decida venir, y Él vendrá otra vez, Él prometió y cumplirá esa promesa, Él vendrá de nuevo. Ese será el Día del Juicio. Ese será el día en que Él venga y se revele a Sí Mismo otra vez y tomará a los que crean en Él para tener vida eterna por siempre con Él en el cielo y los que no han creído en Él, quienes no quieren Su perdón y lo han negado. Ellos pasarán la eternidad en el infierno con Satanás y allí también será para siempre—a morir para siempre y nunca morir. ¡Eso será terrible! Para aquellos en el cielo, ¡eso será glorioso! Alegría total, sin lágrimas, sin dolor, solamente la alegría perfecta.

Por lo tanto, cuando usted piense acerca de los leones, piense en eso como un nombre para Jesús. Que Él está observando, está viendo, Él decide moverse cuando Él lo elija y ese será un día grande y glorioso cuando Él venga por sus hijos.

Si desea escuchar mas del Ministerio o la Programacion de “La Palabra de Hoy” visite su sitio oficial pulsando la siguiente imagen:

La Palabra de Hoy

La Palabra de Hoy

 

 

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *